Eliminar el fondo original de una foto y al mismo tiempo mantener todo el pelo intacto es una de las tareas más desafiantes en Photoshop debido a que el pelo suele ser muy difícil de seleccionar y muy sensible a cambios de contraste, perdiendo detalle enseguida. Cuando tratamos con fondos de color uniforme la tarea es un poco más fácil pero aun así el pelo pierde calidad y se nota que ha sido “photoshopeado.” En este tutorial os voy a enseñar cómo mantener el pelo intacto al eliminar el fondo blanco.